jueves, 3 de marzo de 2011

62/365 "Rey Blanco, Dama Negra"

Dedicada a mi amiga Tesa del Blog "El Nadador de Níquel". Gracias por darme la inspiración de sus "Ojos de árbol". Aunque diferente y con otra lectura, el génesis de esta obra está en la suya.

Mi idea es el rompimiento de prejuicios, a través del universal y democrático juego del ajedrez. Al terminar la partida, reyes y peones, blancas y negras...van todos a la misma caja. Igualmente se puede leer una historia de amor, una especie de enfrentamiento eterno entre Capuletos y Montescos.

La concepción de la hechura es más interesante que cómo se hizo. Esencialmente es la unión de tres capas, un sandwich de ojo y textura que se unen perfectamente y una dama incorporada. La magia para mí está en como se une el nudo de la textura con el ojo y los párpados con las curvas. De la misma manera, la sinuosidad de la textura confluye con las elipses de la dama.

2 comentarios:

Tesa dijo...

Genial, Pedro. Y sólo con mirar a mis árboles que miran.

Me encanta que después de la partida todos, peones y reyes vuelven a la misma caja. Es una bonita metáfora.

Hay que ser observador y tener ojo de fotógrafo para con tres capas hacer una imagen tan bonita y que todo encaje y fluya.

Me quedo un rato. Un abrazo,

Elia Mariel dijo...

Esta foto es una de las mas claras evidencias de que eres no fotografo sino artista. Toda una obra de arte, disfruto tu sensibilidad.